La Cosmética del Mar

Aprovechar los recursos de la naturaleza del mar para proporcionar una cosmética de calidad

¿Cómo conseguir una dieta “Gluten Free”?

| 0 Comentarios

Hace un tiempo te contamos las maravillas y beneficios de las bebidas vegetales para la salud, además de ser una buena alternativa a la leche y que ayuda a las personas que tienen intolerancia a la lactosa y derivados.

Hoy te hablamos de otro de los grandes “problemas” que existen hoy en día en la alimentación: el gluten. Tanto si eres celíaco/a, intolerante o sensible a esta proteína o simplemente quieres desterrarlo de tu dieta te contamos qué alternativas tienes para hacerlo.

Hoy en día es casi imposible no haber oído hablar del gluten, pequeñas proteínas que se encuentran de forma exclusiva en la harina principalmente de trigo, aunque también en la de cebada, centeno, avena, kamut y espelta. El gluten hace que la masa sea elástica, tenga volumen y de aspecto esponjoso. Todo, a priori, maravilloso, pero resulta que cada vez hay más población que padece celiaquía, es intolerante o tiene sensibilidad al gluten no celíaca (SGNC), es decir, no les va nada bien ingerir alimentos que lo contengan.

Por otro lado, nos encontramos con una nueva corriente (o moda) de personas, entre ellas celebrities como la actriz y ahora gurú de la nutrición Gwyneth Paltrow, que aunque no padecen los síntomas de la enfermedad ni de la sensibilidad e intolerancia han decidido retirar de su dieta por completo cualquier alimento que contenga gluten (en el caso de Gwyneth ha incluido a sus hijos), argumentando que es prescindible y que, hoy en día, está muy manipulado genéticamente y acaba siendo perjudicial para la salud. Tal y cómo comenta la Doctora Odile Fernández en su último libro “Mis recetas anti cáncer” explica que “las semillas de trigo han sido modificadas genéticamente y nuestro cuerpo las reconoce como extrañas creando inflamación”.

Y ahora pensarás ¿es bueno que siga comiendo alimentos con gluten? Evidentemente, si no tienes los problemas de alergia e intolerancia claro que puedes, otra cosa es que decidas quitarlo de tu dieta por lo que hemos comentado. Si es así, te contamos cómo lo puedes hacer manteniendo una correcta alimentación, porque es importante que sigas incluyendo cereales en tu dieta.

Alternativas a las harinas que contienen gluten (trigo, centeno, cebada, avena, espelta, kamut):

Las más comunes son:

  • Harina de maíz: rica en carbohidratos, contiene gran cantidad de yodo y es baja en sodio. Esto ayuda a personas con un índice alto en colesterol (ayuda a controlar el nivel de colesterol en sangre) o que padecen hipertensión. También es interesante para personas con un alto índice de ácido úrico (problemas de gota).
  • Harina de arroz: contiene 12 aminoácido esenciales, vitaminas A, B1,B2,B6 y E. Tiene poca capacidad para absorber aceite por lo que funciona de maravilla para rebozados porque consigues una capa exterior más crujiente pero sin la dosis alta de calorías que genera la harina de trigo. Estupenda para repostería y espesante en cremas y salsas. La puedes encontrar en forma normal o integral (esta última mucho más saludable).

Otros tipos de harina menos conocidas, pero cada vez más usadas y saludables:

  • Harina de coco: tiene un alto porcentaje en fibra, y nulo en colesterol. Contiene un número elevado de proteínas, es perfecta para dietas vegetarianas ya que necesitan un aporte extra de proteínas. Al ser un poco dulce ya no necesitas un aporte de azúcar en tus postres y recetas dulces.
  • Harina de trigo sarraceno o alforfón: en realidad es un pseudocereal, se le llama sarraceno por el color oscuro que tiene. Rico en hidratos de carbono, fibra, magnesio, potasio y fósforo. Ayuda a combatir enfermedades cardiovasculares, diabetes y obesidad.
  • Harina de almendra: alta en fibra, apoya al metabolismo celular por su contenido en minerales. Es estupenda para la piel por su contenido en Vitamina E. Bajo contenido en carbohidratos.
  • Harina de Quinoa: también es un pseudocereal, rica en fibra, fuente de proteínas y en omega 3. Es alta en hidratos de carbono (mejor no usar en dietas bajas de carbohidratos). Contiene un bajo índice glucémico (mide con qué rapidez los alimentos elevan el índice de azúcar en la sangre, cuanto más alto es el índice más estimulación del hambre que favorece la obesidad).
  • Harina de soja: pertenece a las legumbres. Aporta proteínas, ayuda a controlar los niveles de colesterol, por lo que es idónea para incluir en dietas bajas en grasas saturadas y colesterol. También es perfecta para reducir los efectos de la menopausia: sofocos, sudores nocturnos, irritabilidad, etc. Tiene un alto contenido en hierro por lo que es perfecta para evitar la anemia ferropénica. Está también indicada para personas que practican deporte intenso.

DIETA-GLUTEN-FREE

 

Como ves tienes una amplia variedad de posibilidades de seguir disfrutando de alimentos que necesitan en su elaboración harina y sin que contenga gluten. Ya solo depende de la que quieras utilizar, ¡aunque con tanta variedad puedes ir probándolas todas!

Todas estas harinas las puedes encontrar en supermercados, grandes superficies (cada vez tienen más productos sin gluten), herboristerías, y establecimientos de venta de alimentos ecológicos u orgánicos.

¿Te convence el estilo “gluten free”?

Compártelo por...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Pin on PinterestEmail this to someone

Deja un comentario

Campos requeridos marcados con *.



*

hogan outlet online scarpe hogan outlet nike tn pas cher tn pas cher nike tn 2017 nike tn pas cher air max pas cher air max pas cher air max pas cher air max pas cher air max pas cher scarpe hogan outlet scarpe hogan outlet scarpe hogan outlet scarpe hogan outlet scarpe hogan outlet scarpe hogan outlet chaussures louboutin pas cher chaussures louboutin pas cher chaussures louboutin pas cher chaussures louboutin pas cher chaussures louboutin pas cher chaussures louboutin pas cher